jueves, 24 de diciembre de 2015

UN CLÁSICO: FIN DE AÑO DE DESTRUCCIÓN EN NUESTROS RÍOS

Como todos los años por estas fechas se terminan los presupuestos y las actuaciones de emergencia que destrozan sistemáticamente la geomorfología de nuestros ríos. Ejemplos: http://www.chebro.es/contenido.visualizar.do?idContenido=46405

Esta forma de actuar y de considerar a los ríos es lamentable. Me avergüenza profundamente tener que ser ciudadano de este país.

El Cidacos en Calahorra. El cauce apisonado, machacado, destrozado, en primer término. Una vergüenza. Foto: CHE.

Otra perspectiva (Foto: I. Álvarez, diario La Rioja, 17/01/16). Lamentable estado en el que han dejado el cauce de estiaje del Cidacos. Se ha destruido el cauce trenzado. Esto es una pérdida de riqueza natural importante que tristemente para nadie tiene importancia. Al revés, se ha "demandado" que se actúe así. ¿Cuántos años seguirá dudando este analfabetismo? Ahora pretenden revegetar toda esta superficie, lo que faltaba. ¡Qué empeño en convertir ríos en lo que no son!

La noticia en La Rioja (17/01/16)


2 comentarios:

  1. Es un desprecio a los ecosistemas de bosque de ribera, realizado además por organismos públicos.

    ResponderEliminar
  2. Si sólo fuese eso... (que no es poco, entiéndanme). Es que con esta mentalidad no hacemos mas que agravar problemas. La gente a día de hoy (15/2/2015) ya se está echando las manos a la cabeza porque el Ebro "ha cogido las choperas". Que por cierto, ya iba siendo hora. Y pensando en qué vendrá después con el montón de gravas que dejó el año pasado. Todo el mundo ve los montones que deja, pero nadie ve los pozos que quita, porque esa grava, de algún sitio la habrá quitado, digo yo.
    Y mientras seguimos con mediciones de ojo de buen cubero, y soluciones de "porque yo lo valgo", en la próxima crecida seremos los vecinos de enfrente los que tengamos que ir a romper las motas de Calahorra, porque en febrero del 15, gracias a que reventaron e inundaron los campos, que si no lo que se hubiesen inundado hubiesen sido las casas del pueblo. Y así seguimos, haciendo obras y plantando arbolitos, en vez de solucionar los problemas.

    ResponderEliminar